Jueves, 07 de agosto de 2008

¿El ANALquismo o Anarquismo?
Por: Daniel Quintero
Fecha de publicación: 06/08/08
 
 
 imprímelo    mándaselo a
tus panas
Desde hace años imbuido en la lucha revolucionaria venezolana he tenido la oportunidad de interactuar e intercambiar ideas con los autodenominados “compas anarquistas” que decididamente afirman ser dueños absolutos de la verdad revolucionaria y califican de ignorantes o “corderos ciegos” a aquellos que no comparten su visión del mundo. Parafraseando a varios teóricos anarquistas podríamos definirlo como una doctrina que promueve la autonomía de cada persona y que es contrario a las relaciones humanas de dominación o autoridad involuntaria (es decir el Estado), promoviendo como alternativa el autogobierno de personas y asociaciones. Ciertamente, el concepto es bastante claro y orientador, incluso para un individuo que no este dotado de la sublime masa cerebral de un “anarquista”, no obstante sorprende y casi escandaliza como los máximos detentadores de la pura y absoluta razón de la “revolución” se ensucien con el indigno dinero que se deriva del Estado Burgués al que deberían estar destruyendo y no enriqueciéndose de él junto con los "ignorantes títeres sin conciencia", cabria muy bien la frase latina: Accipe quod tuum, alterique da suum (Toma lo que es tuyo y de los demás lo suyo).

Es incomprensible observar a esta suerte de predigistadores de la ideología criticando a rabiar a los que ellos consideran “burócratas” por pertenecer al Estado y sin embrago puedes verlos muy tranquilos sacando “el sucio producto derivado de la explotación del Estado Dictatorial” (En otras palabras: El Sueldo) los quince y últimos sin inmutarse o despabilar. Incluso muchos van más allá al punto de ser unos zánganos que ni siquiera asisten a sus respectivos puestos de trabajo, al mejor estilo de los sindicalistas adecos de la cuarta, que diría Buenaventura Durruti de estos “compas”.

Definitivamente el proceso liderado por el comandante Chávez esta muy lejos de ser perfecto, y sin duda no entra dentro de preceptos clásicos del Marxismo-Leninismo, Trotskismo, Anarquismo o Maoísmo, ahora bien asumiendo las verdaderas, valederas y constructivas criticas que las hay y muchas, no hay que dejarse enceguecer por las omisiones olímpicas y descaradas de “Los Compas” que niegan millones de alfabetizados, los millones de vidas salvadas por los módulos Barrio Adentro, los miles de estudiantes que se han graduado de primaria (Misión Robinson) segundaria (Misión Ribas) y actualmente cursan una carrera universitaria (Misión Sucre), o la nacionalización de SIDOR, CANTV (Gracias también indudablemente a la lucha Clasista de sus trabajadores), la recuperación de PDVSA, los Consejos Comunales participando directamente en la ejecución de obras, los miles de medios alternativos de comunicación (Radios, Periódicos y Televisoras Comunitarias) que hasta 1999 no existían y ahora fluyen libremente por todos los rincones de la nación. Y lo que es tal vez más importante, el espíritu Revolucionario y Socialista que se ha sembrado en el pueblo de a pie, ese que sin ser un intelectual, ahora critica, escucha, comprende y también reconoce los avances.


Quiero aclarar finalmente, que tengo un profundo respeto por los verdaderos anarquistas que construyen a su modo la Revolución y que esta agria critica va dirigida a quienes asumen posiciones tan purista y radicales que terminan abrazándose con la derecha más rancia, siendo más “ANALquistas" que Anarquistas. Por la memoria de Bolívar, Marx, Durruti, Bakunin y Proudhon construyamos el Socialismo Bolivariano.

Accipere quam facere praestat iniuriam

(Más vale ser objeto de una injusticia que cometerla)


Daniel Quintero
[email protected]


Tags: anarquismo, idealismo, maximalistas, evolución, ideología, Quintero, Durruti

Publicado por verdadylibertad @ 12:55  | Pol?tica
Comentarios (0)  | Enviar
Puente Llaguno, claves de una masacre en Venezuela: 103 minutos y 32 segundos que evitarán que sigas siendo un cornudo de la mass media

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada


Democracia Capitalista

Comentarios